escritos políticos

Français    English    Italiano    Español    Deutsch    عربي    русский    Português

Carta abierta de la PACBI a los Beatles
¡Beatles, no permitáis que esto suceda: Don’t let it be!

.

8 de febrero de 2008

La desposesión palestina y el apartheid israelí no son motivo de celebración
¡Beatles, no permitáis que esto suceda: Don’t let it be!

Hace 43 años el gobierno de Israel les prohibió que actuaran en el país por temor a que ustedes corrompieran las mentes de la juventud israelí. Ahora Israel les pide disculpas y les invita con la esperanza de que ustedes olviden el pasado y accedan a ayudarle a celebrar su 60 “cumpleaños”. La Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel (PACBI, en sus siglas en inglés) les ruega que digan no a Israel , especialmente porque la creación de este Estado hace 60 años desarraigó y privó a cientos de miles de palestinos de sus hogares y de sus tierras, condenándolos así a una vida en el exilio y a la miseria.

¡No hay razón alguna para celebrar! A los 60 años de su creación Israel es un Estado que continúa denegando a los refugiados palestinos sus derechos, sancionados por la ONU, simplemente porque «no son judíos». Continúa ocupando tierras palestinas y otras tierras árabes, con lo que viola numerosas resoluciones de la ONU. Continúa violando de manera sistemática y escandalosa el derecho internacional, e infringiendo derechos humanos fundamentales con la impunidad que le permite el munificente apoyo económico, diplomático y político de Estados Unidos y de la Unión Europea. Continúa amenazando a sus propios ciudadanos palestinos con la discriminación institucionalizada.

Ahora más que nunca Israel está cometiendo espantosos crímenes de guerra, especialmente en la ocupada franja de Gaza, donde su política ilegal e inmoral de castigo colectivo — por medio de un hermético asedio militar y un casi completo bloqueo de carburante, de electricidad e incluso de comida y medicinas — está llevando a un millón y medio de civiles palestinos al borde de morir de hambre. Sin electricidad las incubadoras están apagadas; los hospitales se están quedando paralizados rápidamente; no se puede purificar adecuadamente el agua ni separarla de las aguas residuales; la escasa economía local que se había permitido desarrollar está sufriendo una paralización; y los sectores más vulnerables de la población, los niños, las personas mayores y las personas gravemente enfermas, están languideciendo en medio de penalidades indescriptibles. ¿Ven ustedes algún motivo para celebrar?

Para nosotros la ocupación militar de Israel — la más larga de la historia moderna — no es una noción abstracta. Se manifiesta en el asesinato deliberado de civiles, especialmente de niños, en la gratuita demolición de casas y destrucción de propiedades, en más de un millón de árboles fructíferos arrancados, en el robo constante de tierra y de recursos acuíferos, en la negación de la libertad de movimiento a millones de personas y en el hecho de haber fragmentado el territorio palestino ocupado en bantustanes, algunos de ellos completamente encerrados por muros, vallas y cientos de controles de carretera.

A la luz de todo esto, actuar en Israel en estos momentos es moralmente equivalente a actuar en Sudáfrica en el momento culminante de la época del apartheid era. Es más, según, entre otras personas, el arzobispo Desmond Tutu, el Relator Especial sobre Derechos Humanos de la ONU, John Dugard, y el ministro sudafricano Ronnie Kasrils, Israel ha creado un sistema de apartheid que es peor que lo que alguna vez existió en Sudáfrica.

En 2005, inspirada por la lucha contra el apartheid en Sudáfrica, la sociedad civil palestina hizo un llamamiento al boicot, la desinversión y las sanciones (BDS) [1] contra Israel hasta que acate completamente el derecho internacional y reconozca los derechos fundamentales del pueblo palestino. Un año después se hizo un llamamiento específico al boicot cultural a Israel, [2] que cosechó un amplio apoyo.

Ente los muchos grupos e instituciones que han prestado atención a los llamamientos palestinos al boicot y han empezado a considerar o a aplicar deferentes formas de presión efectiva a Israel están el Sindicato Británico de Universidades y Facultades (UCU, por sus siglas en inglés, como las demás que siguen); los dos mayores sindicatos británicos; la Iglesia de Inglaterra; la Iglesia Presbiteriana (EEUU); destacados arquitectos británicos; el Sindicato Nacional Británico de Periodistas (NUJ); el Congreso de Sindicatos Sudafricanos (COSATU); el Consejo Sudafricano de Iglesias; el Sindicato Canadiense de Funcionarios Públicos (CUPE) de Ontario; Aosdana, la academia de artistas patrocinada por el Estado irlandés; célebres autores, artistas e intelectuales encabezados por John Berger y el director de cine ganador de la Palma de Oro, Ken Loach.

Les instamos encarecidamente a respetar los valores de la libertad, igualdad y paz justa uniéndose a este cada vez mayor boicot contra el apartheid israelí. Nada haría más justicia al legendario legado de los Beatles.

PACBI (The Palestinian Campaign for the Academic and Cultural Boycott of Israel: La Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural a Israel)
2 DE FEBRERO DE 2008

Source: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=62788
Traducido del inglés por Beatriz Morales Bastos
Enlace con el original: http://www.pacbi.org/boycott_news_more.php?id=655_0_1_0_C