escritos políticos

Français    English    Italiano    Español    Deutsch    عربي    русский    Português

Un análisis de Ghaleb Kandil
Fracasa Erdogan en arrastrar la OTAN a la guerra contra Siria

El incidente fronterizo entre Turquía y Siria ocupó el escenario internacional durante los últimos días e inquietó a las grandes capitales. Después de haber hecho resonar los tambores de la guerra, el gobierno del primer ministro turco Recep Tayyib Erdogan dio marcha atrás y matizó sus declaraciones al asegurar que Turquía no quiere una guerra con Siria.

9 de octubre de 2012

A pesar de no haberse determinado con exactitud el origen del obús que cayó en la aldea turca de Akcakal, Ankara alzó inmediatamente el tono y profirió amenazas.

Esta escalada turca coincidió con el aumento de los indicios del fracaso de los Contras en sus ataques a Alepo, en quienes los dirigentes turcos habían depositado sus esperanzas de asestar un golpe decisivo al Estado sirio. Pero las realidades han demostrado en el terreno que el ejército sirio ha retomado la iniciativa en todos los frentes y que se prepara para aplastar a los rebeldes en más de una región.

Los mortíferos atentados terroristas perpetrados en Alepo fueron una reacción desesperada. Los expertos subrayan que se trató de acciones sin objetivos precisos y no vinculadas a ningún plan militar específico. Las informaciones y testimonios indican que los Contras están cansados, desorganizados y que carecen de una cadena de mando definida. Tienen además la moral por el suelo, están carentes de municiones y sus líneas de aprovisionamiento se han convertido en verdaderos caminos de la muerte, constantemente bombardeados por el ejército sirio.

Las amenazas de Turquía tenían como objetivo elevar la moral de los Contras, ya extenuados y desamparados. Pero de nada servirán ya que el pueblo sirio, unido alrededor de su dirección y de su ejército, parece más decidido que nunca a enfrentar el complot tendiente a destruir su país. Algunos de los comités de coordinación que dirigieron las protestas al principio de los acontecimientos están llamando incluso a deponer las armas y a seguir la vía de la lucha pacífica.

Los intentos de Erdogan por arrastrar la OTAN a la guerra para invadir Siria han fracasado. Como ya sucedió cuando la defensa antiaérea siria abatió un avión turco de combate, el comunicado de la OTAN sobre el nuevo incidente exhorta a un arreglo pacífico de la crisis e invita a ambas partes a mantener la calma. Y para acabar de decepcionar a Erdogan, el Consejo de Seguridad de la ONU se vio obligado a condenar los atentados terroristas perpetrados en la Plaza Saadallah Jabiri, en Alepo.

Después de todos estos reveses, el primer ministro turco comienza a mirar con sospecha a los países europeos que han decidido reabrir sus representaciones diplomáticas en Damasco. Erdogan sabe que, ante la derrota, los europeos siempre tienden a tratar de salvar lo que se pueda y a limitar los daños, sin preocuparse por aquellos a quienes ellos mismos empujaron anteriormente a meterse en camisa de once varas. Por otro lado, Erdogan está teniendo que enfrentar la polémica que se ha desatado en su propio país a causa del exorbitante costo de la implicación de Turquía en el complot contra Siria.

Mientras asistíamos a las vacilaciones turcas, Siria anunció su disposición a enfrentar cualquier acto que transgreda su soberanía. Y el embajador sirio ante la ONU, Bachar al-Jaafari, declaró que Siria no ha ofrecido excusas y que jamás las ofrecerá a Turquía por el incidente de Akcakal. Lo que hizo Damasco, precisó el diplomático sirio, fue presentar sus sinceras condolencias al pueblo turco y abrir una investigación para aclarar el incidente.

Las presiones, las tensiones y los incidentes registrados en la frontera sirio-turca podrían durar por largo tiempo. Erdogan pudiera verse tentado a desatar una agresión contra Siria. Pero le costaría muy caro en un momento en que sus padrinos occidentales y atlantistas están buscando precisamente cómo salir del atolladero al que los han conducido sus políticas quiméricas y apresuradas.

Ghaleb Kandil
New Orient News (Líbano)
Jefe de redacción : Pierre Khalaf
Tendances de l’Orient No 103, 8 de octubre de 2012.

Traducción (09.10.2012):
http://www.voltairenet.org/article176185.html

Enlace con el original en francés (08.10.2012):
http://www.neworientnews.com/news/fullnews.php?news_id=74537