escritos políticos

Français    English    Italiano    Español    Deutsch    عربي    русский    Português

Desinformación y intoxicación
Chantajistas que navegan por sitios y foros

Internet es actualmente un singular espacio de libertad para todo autor que desea hacer llegar al conocimiento del mundo hechos que los medios tradicionales censuran o ignoran.
Preocupado de salvaguardar su imagen, y con sus fuertes apoyos exteriores, Israel ha adquirido maestría en la manipulación de la información, y vigila todo lo que se dice a su respecto. Todo sitio en Internet que lo critica, es analizado en detalle por ‘vigilantes’ del pensamiento que no tienen intenciones de perder su control de la opinión.

7 de octubre de 2005

¿Quiénes son esos ‘vigilantes’ del pensamiento?

Actúan a rostro descubierto o enmascarado, son generalmente personas vinculadas a la enseñanza o al periodismo; gentes que colocan sus lazos con Israel por sobre toda consideración humana; pueden ubicarse cerca de ciertos círculos de la derecha dura así como de la izquierda; personas pasadas del trotskismo al sionismo; de la defensa de los palestinos a la denuncia de ‘antisemitas’ imaginarios. Son personas que tienden a ver en todo ‘goy’ que denuncia la política de apartheid de Israel, un anti-judío potencial. Incluso afirman que están a favor de los derechos de los palestinos – ¿será verdad? – y apoyan opciones políticas que no cuestionan las conquistas coloniales de Israel.

¿Cómo proceden?

Actúan desde dentro de los medios alternativos de la misma manera como Alain Finkielkraut, entre otros, procede desde otros niveles. Ejemplo: sus calumnias contra el periodista franco-israelí Charles Enderlin, que atribuyó a Israel el asesinato del niño Mohammed Al Doura. No son más que un puñado, pero poseen relativa eficacia. Van de sitio en sitio desacreditando a toda persona cuyo compromiso ‘hiere’ su ‘susceptibilidad’; van de reunión en reunión para impedir que se expresen voces independientes que dicen verdades embarazosas para Israel, y al hacerlo perturban la ‘línea oficial’. Una de las calumnias más frecuentes, es decir que tal autor es de extrema derecha, neonazi, por lo tanto necesariamente ‘antisemita’. Lo que no dejará de crear un vacío a su alrededor.

Los mensajes que esos individuos se encargan de difundir en los Foros de Internet, se parecen en algo a los SMS falsificados del presentador de France 3, Marc-Olivier Fogiel [1]. Si los lectores informados saben identificar el origen y los objetivos de sus mensajes, la mayoría de los lectores no logra imaginar que provengan de desinformadores profesionales, y que no tienen nada de espontáneo en sus intervenciones.

Intimidaciones, insultos, amalgamas, no retroceden ante ningún método.

¿Qué persiguen?

Tienen un ego inmenso. Y no aprecian que se pueda denunciar, en otra forma que la suya, los abusos del poder sionista. Por lo demás, no atacan a los que no disputan las ventajas adquiridas sobre las cuales se construyó ilegalmente Israel, y apoyan iniciativas de paz de pacotilla para los palestinos: un 12% del territorio histórico de Palestina para los palestinos, un 88% para Israel.

Los fragmentos de mensajes que copiamos a continuación, muestran cómo los individuos al servicio de la ideología racista sobre la que se funda el Estado de Israel, fabrican ‘negacionistas’ y ‘antisemitas’.

- Primer ejemplo, tomado del sitio canadiense: cmaq.net [2].

Después de la difusión el 19 de mayo de 2005 de una entrevista de Dieudonné, un cierto Spzl [3], bien conocido por sus andanzas de sitio en sitio repartiendo calumnias contra todo el que, como el humorista, se atreve a afrontar a la ideología sionista, abre fuego contra al Foro: “Cattori apoya a Dieudo que ataca a los ‘sionistas’ y al CRIF…” [Organización techo de la comunidad judía de Francia – N. del T.]

Dieudonné culpable, según Spzl, “de confrontar al lobby judío… prueba bien viva de que incluso un buen tipo… puede caer en el racismo”. En cuanto a la comparación de Silvia Cattori entre Dieudonné y Coluche, la considera “insultante para este último”.

El 27 de mayo el sitio cmaq.net [4] difunde una nueva entrevista de Dieudonné.

Esta vez, Spzl ataca no sólo a Dieudonné y a Silvia Cattori, sino igualmente al sitio en Internet les Ogres [5] que, afirma: “difunde textos antisemitas, y trata de hacerse conocer entre los alternativos, con la complicidad, entre otros, de Cattori”.

Ya lo has comprendido. Spzl quiere provocar un sentimiento de repulsión entre los lectores que puedan sentirse tentados a simpatizar con Dieudonné al leer la entrevista realizada por Silvia Cattori. La estrategia de Spzl es, evidentemente, funcionar como contrapeso para el efecto positivo que no deja de producir la lectura de esa entrevista, trata de llevar a los lectores a pensar que Dieudonné no es otra cosa que “un tenebroso racista”.

En otro mensaje del 28 de mayo que Alceste intitula: “Cuidado, alimañas racistas”, se ocupa nuevamente de la periodista, a la que llega a condenar mediante la acusación suprema: “Con 24 horas de intervalo, dos entrevistas de Sylvia Cattori, amiga (de) negacionistas notorios… periodista negacionista (…) ¡Qué decadencia! Qué lástima, ese sitio (les Ogres) tenía grandes ambiciones. Hubiera podido transmitir una palabra clara, progresista, antisionista, antirracista… Ha caído en el resentimiento antisemita, el delirio ocultista, el iluminismo kemita [6], la paranoia”.

El 29 de mayo, Spzl ataca de nuevo a Silvia Cattori que, dice: “Ha entrevistado con complacencia al autor del “Muro de Sharon” [7]. Pero esta obra contiene ideas antisemitas… La defensa del negacionismo se hace también bajo el pretexto de la libertad de palabra. En Francia, hasta hace poco, era la extrema derecha la que defendía la “libertad de palabra” de los negacionistas. Y ahora mismo, hacen lo propio desde la izquierda. Se adivina rápidamente de qué ‘libertad de expresión’ se trata en este caso”.

El 31 de mayo Alceste se las toma una vez más con Silvia Cattori que, dice: “trata de aprovechar la inexperiencia de jóvenes militantes radicales para hilar su tejido y tratar, al entrevistarlos, de acreditarse ante la extrema izquierda, Ya la han calado. Intoxicación, desinformaciones, manipulaciones”. [8]

Alceste la asimila a personas (te ahorramos los nombres) acusadas de “antisemitismo”, de “negacionismo” que están desde hace tiempo en las miras de los “chantajistas”. (Sentimos la curiosidad de verificar cuáles son esas personas abusivamente vilipendiadas).

- Segundo ejemplo del sitio cmaq.net [9].

El 18 de junio de 2005, después de la difusión de una entrevista de Edgar Morin realizada por Silvia Cattori, Alceste – en lugar de felicitarse por el brío con el que el sociólogo progresista responde a las acusaciones “de antisemitismo” – continúa sus ataques contra la periodista: “La publicación de esta entrevista permite a Sylvia Cattori (…) persistir en su estrategia de autolegitimación dentro del movimiento altermondialista… Pero de modo subliminal, Sylvia Cattori vuelve a servirnos el viejo tema antisemita del complot judeo-bolchevique… lo que le permite no responder a la pregunta que le formulé en este sitio. ¿Reconoce o no, la realidad del genocidio nazi y particularmente la existencia de los campos de exterminio que utilizaron las cámaras de gas… o piensa, como Darquier… que en Auschwitz “no mataron con gas más que piojos” y que la Shoa es una mistificación destinada a extorsionar reparaciones de Alemania?

Y para sumar algo más al problema, interroga a los lectores “sobre el origen de los ingresos de Sylvia Cattori”.

Ser calificado de “negacionista”, un delito castigado por la ley, no es algo banal. Por lo tanto Silvia Cattori protestó por escrito ante Alceste. Éste no sólo no retiró sus calumnias, sino que emplazó a Silvia Cattori a que haga: “un desmentido público… de que jamás se (le) ha ocurrido poner en duda la existencia de la empresa nazi de destrucción de los judíos de Europa y que la utilización de cámaras de gas en Auschwitz no le posa ningún problema. Si se los posara… le dejo la tarea de sacar sus conclusiones… “.

El 28 de junio un internauta llamado Rosenfeld, después de haber tratado en vano de instaurar un diálogo con Spzl, comentó: “Spzl es incapaz de argumentar sin insultar y amenazar… sus declaraciones son contradictorias. Por una parte denuncia el unilateralismo de ciertos pro-palestinos, pero para promover otro unilateralismo a favor de Israel… ¿Cuál es el objetivo de Spzl? ¿Decir a semejanza de Jacques Kupfer del Likud francés, así como de la Liga de Defensa judía, fascista y racista, que los palestinos “son hordas de bárbaros…?

Alceste, Astérix, Spzl, Jean Brezeniak (cuatro seudónimos que perfectamente podrían pertenecer a sólo dos personas) deberían responder a la siguiente pregunta: “¿Quién es racista (antisemita)? ¿El que defiende al Estado judío de Israel, un Estado que practica la limpieza étnica y el apartheid, o el que defiende a los palestinos que resisten?”

No es anodino descubrir que Alceste [10], que se extiende en calumnias en compañía de Spzl – Astérix, (que siempre se refieren al mensual judaico L’Arche que combate violentamente a Dieudonné), es el mismo individuo que tres meses antes trabajaba con la asociación “les Ogres” como lo escribió él mismo el 28 de mayo en el sitio Cmaq : “Como Coordinador de los Ogres a quien el espacio de redacción de los Ogres le ha sido prohibido, estoy particularmente bien ubicado para confirmar las informaciones dadas… El entorno de Dieudonné es totalmente adicto a los kemitas, afro-centristas racistas… El entorno de Dieudonné ha evidentemente basculado… Si Dieudonné, hasta la fecha, no ha basculado, porta una responsabilidad muy pesada en el viraje antisemita de los Ogres, asociación de la que es miembro fundador… y las declaraciones extremas de Dieudonné intoxicado por la literatura negacionista divulgada por su entorno (…) hacen que la tarea de los antifascistas y de los defensores de la libertad de expresión se haga particularmente difícil. El control de una importante población musulmana de origen árabe y turco presente sobre suelo francés se ha convertido en un tema importante de la vida política francesa. Los ataques de la extrema derecha judía contra Dieudonné, que goza de una indiscutible notoriedad entre los jóvenes de los suburbios, tienen que ser reubicados en ese contexto franco-francés”.

En realidad, ese llamado Alceste que habla del “control de la importante población musulmana” y de “la instrumentalización de la ‘notoriedad’ de Dieudonné”, ¿no es él mismo un militante que funciona según la instrumentalización de las causas en las que se inserta?

Es donde las calumnias de Alceste toman todo su sentido. ¿No había especulado Alceste sobre la intimidación para hacer comprender a Dieudonné y a su entorno lo que deberían hacer en el futuro, si querían evitar otros procesos por “antisemitismo”?

Existe una constante que se vuelve a encontrar en todos los que firman esos textos difamatorios: ¡la cobardía! La cobardía de ocultarse detrás de un anonimato fácil para atacar a personas identificadas que firman sus textos.

Ese anonimato es utilizado generalmente por oficinas de desinformaciones y de manipulaciones estatales que aplican métodos à la Goebbels. Es el caso del servicio de propaganda política y militar del “A’man” (Servicio de inteligencia militar israelí) respecto a los palestinos y aquellos que los apoyan.

Una campaña, consistiría en advertir a los moderadores de foros y sitios: “Nosotros no damos ya crédito alguno a textos, afirmaciones y calumnias firmadas con seudónimos. Mejor todavía, presentaremos demandas en su contra por la difusión y la complicidad en la difusión de noticias falsas y difamaciones de personas, sea quien sea el autor de las declaraciones”.

Silvia Cattori

Traducido para Rebelión por Germán Leyens (07.10.2005):
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=21030

Enlace con el original en francés (03.10.2005):
http://www.silviacattori.net/article870.html



[1Durante la emisión de Fogiel el 5 de diciembre de 2003, se difundieron SMS falsificados y racistas destinados a manipular los hechos. Dieudonné presentó una demanda contra Fogiel ; este último podría ser condenado por el tribunal de Montpellier el 29 de septiembre de 2005.

[2El sitio mencionado cmaq.net todavía existe, pero la página que corresponde a los comentarios citados (http://www.cmaq.net/fr/node.php? Id = 21111 # comment) ha desaparecido.

[3Spzl podría ser la misma persona que firma sus mensajes con el nombre de Astérix. Astérix es la misma persona que interviene en los sitios bajo el nombre de Jean Brezeniak y que, igual que Spzl cita siempre a la revista L’Arche.

[4El sitio mencionado cmaq.net todavía existe, pero la página que corresponde a los comentarios citados (http://www.cmaq.net/fr/node.php ?id=21202) ha desaparecido.

[5La Asociación de partidarios que Dieudonné creó en 2004, llamada los “OGRES” (sigla en francés de Aperturas Geográficas Étnicas Sociales– Aperturas Utopistas Concretos). La idea de Dieudonné es que el objetivo de la asociación les Ogres es permitir que se abatan las fronteras políticas y religiosas y se haga dialogar a la gente más allá de sus diferencias.

[6Referencia al Partido Kemite, fundado en la idea de que el pueblo necesita una fuerza política propia [N. del T.].

[7“Le mur de Sharon”, 2004, Ed. la Renaissance, Paris. Alain Ménargues, vice-director de RFI fue brutalmente despedido por haber dicho durante la presentación de su libro que Israel “es un Estado racista”. Recomendamos la lectura de su libro.

[8Silvia Cattori se ha tomado el trabajo de hacer lo que Alceste, enseñante secundario, no ha hecho – dar la palabra a los que no la tienen, como esta liceana. Vea: http://www.oulala.net/Portail/article.php3?id_article=1827 o al militante del Llamado de los indígenas de la república: http://www.oulala.net/Portail/article.php3?id_article=1818

[9El sitio mencionado cmaq.net todavía existe, pero la página que corresponde a los comentarios citados (http://www.cmaq.net/fr/node.php ?id=21405#comment) ha desaparecido.

[10Alceste, que de julio de 2004 a febrero de 2005 alimentó con textos el sitio de Internet los “Ogres” se presentaba entonces bajo el nombre de Nicolas Boileau. En realidad Nicolas Boileau y Alceste eran hasta hace algunos meses, los seudónimos de Jean C.